Sobran las palabras

Cuando no tenemos a quién acudir, cuando los vacios son más grandes que los abismos de la tierra; cuando nuestro espíritu , alma y cuerpo parecen desfallecer, es ahí, donde ¡Dios vuelve a darnos vida!

Pero…¿porque nos hace pasar por tantos males y angustias? Lo hace Para aumentar nuestra grandeza , para consolarnos de nuevo!

Para que probemos cuan grande y maravilloso, es Él y su amor, enseñarnos que no estamos solos; Él escucha, sana, restaura, redime el alma y nos vuelve a dar ¡aliento de vida!

Si tan solo nos rindieramos a sus brazos , a sus palabras , Que su presencia sea la roca de refugio, donde recurramos continuamente, porque en Él seremos sustentados.

Cuando sobran las palabras esperemos en Él, alabemosle aún más, ¡Él es nuestra Roca y Fortaleza!

Inspirado en el Salmo 71

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El Futuro